sábado, 1 de noviembre de 2014

Mundo




De madrugada...
Jóvenes saliendo de la disco
jóvenes camellos
jóvenes aprovisionándose
del chute diario.

Mas adelante
cinco viejas mujeres riendo
acabadas de levantar
de sus dulces sueños
estaban corriendo
haciendo ejercicio

Mundo, mundo mundo,

De jóvenes tentando
a la muerte
y viejos alargando su vida
de jóvenes tristes y
viejos mutilados para parecer jóvenes
¿Adónde vamos?
¿Adónde llegaremos?

¿Cuándo abriremos los ojos?
¿Cuándo el alma?
¿Cuándo dejaremos la inconsciencia?

¿Veremos todo claro algún día?
cada minuto es precioso
no vuelve

Mundo, mundo, mundo.



6 comentarios:

  1. Estupendo poema donde haces realidad el momento en que se vive, aunque gracias a Dios no todos los jóvenes cogen esos derroteros, pero la verdad es que hay mucho deterioro en todas las cosas.
    Me ha encantado esta parte tan real:
    De jóvenes tentando
    a la muerte
    y viejos alargando su vida
    de jóvenes tristes y
    viejos mutilados para parecer jóvenes.
    Un placer pasar a leer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, gracias por tu comentario, es muy cierto lo que dices, la mayoría de los jóvenes no presentan este perfil afortunadamente, y para muestra, nuestros hijos/as, ¿No es cierto?, por ello doy gracias a la vida cada día. Tengo que aclararte que viviendo en un sitio turístico estas escenas son más frecuentes de lo que desearíamos...Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Tienes razón: los mayores estamos orientándonos a un espacio responsable preocupándonos por ser un poco más feliz en este cuerpo que casi hemos olvidado y en nuestro corazón. Por otro lado, muchos de los mayores no le hemos heredados a los jóvenes un mundo fraternal sino consumista y encerrado.
    Me ha gustado tu blog.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vicente, espero que los jóvenes, a pesar de todo lo malo que les hayamos podido dejar en herencia, tomen conciencia de que son ellos los que están en vías de solucionar y cambiar los problemas que se les presenten en sus vidas, como seguramente en nuestro momento hicimos o intentamos hacer nosotros mismos. Espero volver a verte por aquí. Un saludo muy afectuoso.

      Eliminar
  3. Como la vida misma, ni más ni menos.Creo que a veces se nos olvida un poco que nosotros también fuimos jóvenes y que también cometimos locuras.La vida termina por poner cada cosa en su sitio.

    Gracias por tu visita a mi blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Joaquín, un placer haber encontrado tu blog. Un saludo.

      Eliminar