Follow by Email

miércoles, 7 de junio de 2017

Recordar es el mejor modo de olvidar. Sigmund Freud





Memoria. ¿Qué es la memoria?, ¿Porqué cada persona tiene unos recuerdos diferentes de los mismos acontecimientos, otras ni siquiera los recuerdan?. Siempre ha sido un misterio para mi. Hay incluso personas que tienen la audacia de llamar rencorosa a otra por recordar un determinado acontecimiento. ¿Por tener memoria?. Se pueden recordar o lo que es lo mismo, no olvidar, momentos buenos que ocurrieron muchísimos años atrás y también malos, porque impactaron, pero a eso no lo llamaría rencor, creo que se puede perdonar, pero, para ello es necesario la memoria, si no, ¿Qué es lo que perdonas? Si no recuerdas...El rencor es otra cosa, es mantener el sentimiento de dolor en el tiempo, lo que hace daño a uno mismo.

Suelen ser los desmemoriados los que más reprochan que se recuerde, especialmente los malos momentos, qué fácil es cuando no has tenido esa experiencia juzgar al otro por recordar. Pero lo más gracioso es que llega un momento en el que te das cuenta que esa persona tampoco recuerda una excursión divertidísima que compartió hace unos años, o en qué momento alguien le dedicó una poesía porque le salió del alma, porque le impactó su momento de tristeza o de alegría. 

¿Será que la memoria tiene que ver con la sensibilidad?, ¿Con sentir más profundamente, con ser menos trivial?, no lo sé. Es cierto que también el tiempo puede hacer que deformemos lo pasado, que lo adaptemos a lo que realmente necesitamos recordar por mor de nuestro bienestar presente... o puede ser que la gente por esa misma razón recuerda lo acaecido tiempo atrás según su percepción, lo que para mi fue importante para el otro no lo fue. Complicado.

8 comentarios:

  1. O simple, querida amiga :))))

    Como reflexión está bien, y puestos tomar un café juntos seguro que derivaría en algo interesante. Pero como la distancia manda, y no tengo ganas de "recordar" nada de lo conocido para responderte, ¡guardo silencio! Y me quedo con los sonidos del valle, ahora, sin tener que memorizar nada.

    Como digo: ¡simple!

    Abrazos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de qué escribiría? Si no hago caso a mi soberbia, no hablaría ni escribiría, pues es ella, la fatuidad la que guía las pequeñas historias personales. Lo sabio sería callar, pero entonces, para qué un blog? Tú siempre despertándome Ernesto. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Muchas veces recordamos lo que esencialmente es importante para nosotros de un presente y con el tiempo vamos recordando los buenos tiempos pasados sobre todo de nuestra niñez, lo malo es cuando uno tiene rencor y siempre saca lo malo del presente y del pasado haciendo mal a la persona y a él mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La memoria de las cosas y de todo lo que nos ocurre nos mantiene de alguna manera a la realidad. Lo queramos o no, todo aquello que nos llama la atención o nos afecta se guarda en nuestro archivo de memoria. Pero hay cosas que queremos olvidar; formatear nuestra memoria para no volver a recordar cosas que no se desean. La memoria se puede tomar vacaciones durmiendo hasta que cualquier día, sin esperarlo, nos trae aquel recuerdo de años pasados...

    Yo quiero olvidar muchas cosas de mi pasado y sé que el olvido existe. Es algo muy sencillo como todas las cosas de esta vida que parecen imposibles. El olvido aparece cuando todo aquello que nos afecta, sencillamente nos da igual...Eliminarlo de la memoria no va a poder ser pero la indiferencia es el arma destructiva que vence a la memoria...


    Buscador.

    ResponderEliminar
  4. El coco humano es muy difícil de entender, y los investigadores no paran de estudiar al respecto, sin poder llegar a conclusiones definitivas. Yo me acuerdo de cosas de cuando era muy pero muy pequeño, en cambio cosas que me sucedieron hace diez días, pronto caen el el olvido. Y luego otra cosa muy jodida, referente a la memoria, es que los malos recuerdos, nos vienen a la mente con frecuencia, en cambio los buenos por desgracia se olvidan antes.

    Besos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  5. Hola Maru.
    Como en casi todo, de cada uno depende qué olvidar o qué recordar.

    Yo quiero tener memoria para el agradecimiento.

    Un abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  6. Creo que haces una distinción importante, recordar aunque sean malos momentos no tiene por qué implicar el rencor, eso es otra cosa que igual que el odio acaba atrapando a quién lo siente, recordar y dejar ir lo que nos daña.
    En una misma situación las personas recordamos cosas distintas, en función de lo que sea importante para cada uno de nosotros y con eso construimos nuestro recuerdo y a veces dos personas recordando una situación han tenido vivencias hasta opuestas, la realidad y los recuerdos no son para todos iguales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Personalmente concuerdo en muchas de tus palabras, pero debo decir que hoy le hago más caso al día día que al recuerdo. Un abrazo!

    ResponderEliminar