miércoles, 28 de junio de 2017

BeMovement





                         


                                                  

Otro logro, otro paso adelante, emprender tu propio sueño, el que llevabas tiempo madurando, de repente y no sin muchísimo esfuerzo, trabajo, nervios, está ahí, es una realidad, lo has conseguido.


Ser testigo de la lucha de tus hijos por evolucionar, por avanzar hacia sus propios ideales es un estado diría, casi de contemplación. 

Como progenitor ya no le tienes que decir lo que ha de hacer, lo que es mejor o peor, ellos ya van por delante, atrás van quedando las sugerencias, las lecciones o las reprimendas y ahora, solo tienes que contemplar, confiar y compartir sus ilusiones, sus llegadas a metas que nunca se terminan, pues la vida de cada uno es un camino, el que ha de recorrer para aprender, para crecer como persona, pues el sentido está en disfrutar del recorrido.

Feliz cumpleaños, feliz paternidad, feliz autonomía hijo.

10 comentarios:

  1. Nos alegran y emocionan más que los nuestros los logros de nuestros hijos, Maru, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilloso es cuándo se es madre! Cuidar, amar y educar a los hijos y cuándo se independizan es también maravilloso verlos volar del nido, aunque por otro lado, nos duela! Muchas felicidades a tu hijo, Maru

    Besos a ambos
    ( y eso, a jugar en la playa :-))

    ResponderEliminar
  3. Qué felicidad poder sentir así, Maru.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cierto querida amiga, el sentido está en disfrutar del recorrido... propio!!

    Fuerte abrazo, María.

    ResponderEliminar
  5. Por acá llamamos "niños" a los hijos aunque sea jóvenes mayores. Ciertamente disfrutamos su crecimiento, sus opiniones aunque puedan ser diferentes, su lucidez y sus dudas. Nuestros hijos son prestados y hay que devolverlos a la vida. Te felicito amiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola Maru.

    Me parecen maravillosas tus refexiones, que por supuesto comparto.

    Felicidades y abrazos para ti y para tus personitas

    ResponderEliminar
  7. Hola Maru! Me ha gustado mucho este espacio,así que te seguiré leyendo!
    Quería agradecerte todos y cada uno de los comentarios que dejaste en mi blog, has sido muy generosa,en tu tiempo,en tus palabras y en tus lecturas!
    Un enorme y agradecido abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Maru! Encantada de conocerte y leerte, me ha gustado mucho como has narrado este sentimiento, totalmente de acuerdo contigo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Preciosas palabras Maru y preciosos tantos y tantos momentos vividos con los hijos.
    Al leerte me viene a la memoria el poema de Khalil Gibran sobre los hijos.
    "Tú eres el arco del cual tus hijos, como flechas vivas, son lanzados (…).
    Deja que la inclinación en tu mano de arquero sea hacia la felicidad”.

    Muy grata tu visita, la alegría es mutua. La suerte se sentó a nuestro lado.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es ley de vida, y a todos nos ha pasado lo mismo, es muy bonito lo que dices de ellos, pero llega el día que tienen que volar y hacer ellos su vida. Ser padres e hijos, y esa es la cadena que creo que no se debe romper jamás. Mucha suerte para todos y mucha felicidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar