Follow by Email

jueves, 31 de diciembre de 2015

La magia de la niñez te deseo para 2016.





Y por eso
porque te quiero alegre
pon un niño o niña en tu vida.

Acércate a ellos
aprende de sus risas
de su interés por todo

No te aplatanes,
busca, descubre, constata
todo está ahí, a tu alcance.

Ellos, los niños y niñas
lo saben, por eso son felices
todo el tiempo,

por eso olvidan rápidamente
aquello que les molesta
y continúan su camino,

sin prisas, pausadamente.
¿En qué momento perdimos
esa capacidad?

Si no la has perdido genial,
pero si lo has hecho...
te deseo que en el 2.016
vuelvas a ser inocente, alegre, confiado/a...

En suma, que seas muy muy feliz.








viernes, 18 de diciembre de 2015

Navidad





Un tiempo de amor
unos días fugaces
reuniones familiares
encuentros, compromisos,

en el aire compases
de música celestial
de olvidados enlaces
de ausentes presentes

de inmortales recuerdos
de alegrías actuales
de gracias a la vida
y de alegres desenlaces.

No quiero dejar pasar
estas fechas una vez más
sin haber agradecido
los privilegios que he tenido.

Mis mejores deseos para todos
ustedes, blogueros y gentes
de este mundo loco, un poco
caótico pero maravilloso.

¡Felices Fiestas!




miércoles, 16 de diciembre de 2015

Desamor




Cuando no queda nada,
cuando juntos hay vacío,
cuando la presencia pesa
y la amargura se instala
y la soledad se hace patente
y el fin no se vislumbra
tu alma se seca
y no produce alegría,
ni risas,
¿Qué ha pasado?
¿De repente ya no queda amor?
¿Cuándo ocurrió?
¿En qué momento?
Ya no tienes ni ganas de luchar,
ni de volver a empezar,
ha llegado la oscura etapa,
el desamor,
esa etapa que muchos aceptan y superan
y siguen así,
del brazo y por la calle.



domingo, 13 de diciembre de 2015

No te dejes vencer.



Es la vida,
que en su devenir
nos pone a prueba
por si nos queremos rendir
más no lo hagas,

pues podría ser
que a la vuelta
de la esquina
agradables sorpresas
vas a tener.

Sigue viviendo
sigue sintiendo
y, sobretodo,
sigue aprendiendo
pues de eso trata el vivir.

De gozar, de sufrir,
pero nunca
el alma rendir,
hay un mañana espléndido
también  para ti.

Déjala volar
tú, amante de la libertad
suéltala ya,
así verás, cuán liviano
tu ser se sentirá.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Blanco y negro.





Llegó feliz, tenía el resultado en sus manos: pregnosticon: positivo.

Él estaba sentado mirando por la ventana, la miró taciturno, ella le puso el papel delante de sus ojos con su mejor sonrisa, al ver su reacción se le heló la sangre en las venas.

Después todo fueron discusiones, que no podemos, que conozco a alguien en Holanda que te ayudará a deshacerte de él, que no puedo cargar con esto ahora mismo, qué cómo ha ocurrido, que yo te quiero mucho pero no es el momento... Se le cayó el mundo encima, lloró otra decepción en su corta vida. Pero ella estaba hecha a base de eso, de decepciones, así que se levantó, salió a buscar trabajo, lo encontró, hizo su maleta y se marchó, a vivir una vida nueva, donde tendría cabida aquél pequeño ser que crecía por minutos dentro de ella y que se convertiría en su motivación, en su razón de existir, en su orgullo de madre coraje.

Pasaron tres años, duros, la lucha era constante, no fue fácil criar a una hija sola, pero con solo mirarla se le olvidaban todos los problemas, aquel pequeño ser alegre, amoroso, le demostraba cada día que no se había equivocado, que su valentía estaba recompensada.

Entonces apareció él, se enamoró hasta la médula, volvió a perder la cabeza, a no calcular, a querer sin límites...y volvió a ocurrir, pero esta vez fue muy distinto, él se alegró tanto como ella, se hizo cargo de sus responsabilidades, aceptó el reto, la desposó, los amó a los tres, tuvieron mas familia después.


Así, de esa forma tan real,  ella aprendió que no todas las personas son iguales, que todo es relativo, que hay belleza y crueldad, que hay seres valientes y asustados, que hay lágrimas y risas, amor y desdén, locura y sosiego...y encontró la paz.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El gozo de la tierra.





La alegría de recoger lo sembrado
es trascendencia que legada al afortunado
se convierte en goce compartido,
en satisfacción por lo creado.

Así has convertido tus días 
en productividad de vida
de esperanza en la cosecha
 y expectativa adquirida.

Grande tu alma 
de recursos llena
para afrontar tus horas 
de incertidumbre llenas.

Admirable templanza 
la de tu espera 
a ese goce que al final,
 siempre llega.

No desfallezcas,
que te estoy mirando,
que estoy aprendiendo,
lo que tu paciencia enseña.

A Néstor.