domingo, 13 de diciembre de 2015

No te dejes vencer.



Es la vida,
que en su devenir
nos pone a prueba
por si nos queremos rendir
más no lo hagas,

pues podría ser
que a la vuelta
de la esquina
agradables sorpresas
vas a tener.

Sigue viviendo
sigue sintiendo
y, sobretodo,
sigue aprendiendo
pues de eso trata el vivir.

De gozar, de sufrir,
pero nunca
el alma rendir,
hay un mañana espléndido
también  para ti.

Déjala volar
tú, amante de la libertad
suéltala ya,
así verás, cuán liviano
tu ser se sentirá.

7 comentarios:

  1. Hola María.

    Describes con maestría y buen hacer la guía de la vida. Así somos, así se debe actuar para alcanzar la libertad que "aquel" proclamaba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ernesto: me encanta tu comentario y me alegra que estés de acuerdo con mi post, ya que te considero una persona sabia. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este poema es una inyección de moral para los pesimistas como yo,se agradece...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joaquín, si ha servido para procurarte un poco de ilusión y esperanza, ya me vale, además de estarte agradecida por comunicármelo. Abrazos.

      Eliminar
  3. Este poema es una inyección de moral para los pesimistas como yo,se agradece...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. como me gusta como escribes
    intenso
    claro
    inmenso de lindo besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias #Recomenzar me das muchos ánimos para seguir. Un beso.

      Eliminar