Follow by Email

sábado, 19 de marzo de 2016

El padre que creyó en la humanidad.



¿Dónde quedó tu esperanza?. 
¿Quién destruyó tus sueños?
Creíste que huyendo con ellos
un mundo compasivo te esperaría.

Creíste, en tu desesperación 
que los otros lo comprenderían 
que los Derechos Humanos
estarían vigentes... se respetarían 

Con lo puesto emprendiste el camino
sin mirar atrás, queriendo evitarles un horror
los metiste en otro peor:
hacerles saber que nadie les esperaba.

Ahora estás perdido
los miras con profunda pena
te preguntas adónde los has dirigido
pero, ¿Qué podías hacer?

Y yo estoy aquí sabiéndote,
impotente, queriendo cambiar la situación 
sin poder, sin hacer, sin luchar...
¿En qué me he convertido?

Una tristeza profunda me invade
se instala en mi alma 
toma posesión de mis pensamientos 
quiero dejar de pensarte

desearía no saber, no ver
querría pensar que no me concierne,
si nada puedo hacer...
debería dejar que otros solucionen tu situación...

Esperar que tú y tu familia
algún día, en algún lugar
vuelvan a vivir la dignidad que se merecen
puedan olvidar el desprecio que hoy hiere el alma.

Y es que es lo mas insoportable saber,
que la historia se repite,
una y otra vez, que siempre está el dolor
inevitable, inexorable, palpable y sin solución ...