Follow by Email

domingo, 29 de septiembre de 2013

Jubileo que no jubilación .



Momentos mágicos, de placer por metas conseguidas, de serenidad y aceptación. Ahora vivir lo que me quede siendo testigo prácticamente pasivo de los aconteceres...ya no tengo ganas de cambiar nada, quiero estar todo lo alegre que sea capaz para afrontar el resto de mi vida con optimismo y pasión como lo he hecho hasta ahora, pero con la sensatez que dan las experiencias vividas y asimiladas. Nunca fui muy ambiciosa de poder ni de éxitos que se salieran de mis humildes posibilidades. Y así he llegado hasta aquí, disfrutando de todas las cosas buenas que se me presentan, alegrándome de lo bueno que le pasa a los conocidos y amigos. Quiero pensar que también  ayudando en lo que puedo si es necesario, aunque nunca suficiente. 

Tuve una madre ejemplar y estoy rodeada de cariño ¿Qué más se puede pedir?, la música y los libros me han acompañado siempre y ahora con las nuevas tecnologías aquí me tienen con mi terminal que aguanta mis escritos y al tiempo me ofrece la música que me gusta, cuanta suerte vivir estos tiempos tan avanzados en estos temas. Espero que no perdamos lo más importante que nos ofrecen todos estos aparatos: el poder de la comunicación, la humanidad y la sabiduría para utilizarlos y enseñar a los niños a utilizarlos para nuestro provecho y no al revés ...