Follow by Email

miércoles, 17 de febrero de 2016

El alma grita.




Tantos años encadenada
a labores prosaicas
largo tiempo entre decidir volar
o posarse firmemente.

Pudo mas la sensatez
aquella forma cabal
de conducir la vida
de cumplir deberes.

Desde muy temprano
a través de  experiencias
con  inspiración, la poesía, 
acompañaba de la mano,

sin descanso, sin cansancio,
porque sabido era que un día 
como un torrente
el alma encontraría su remanso.

Salir de la dulce colmena,
llegó el momento
de encontrar la forma de escapar,
de deshacer cadenas

siguiendo impulsos
adorando la palabra
que convertida en verso
fluye de un corazón convulso.

Volando como nunca
desafiando al tiempo 
siguiendo el instinto
evocando vivencias

Ahora es el momento,
destapar poemas
abrir una página nueva
despertando ya del elegido letargo 

sacar a la luz  viejos escritos
abrir de una vez las alas
echar a volar  poemas
liberarse, ser por fin infinito...











Profesionales de la mentira.




Del engaño mutuo
de la falsa alegría
del vivir sin vida
atacando a la verdad,
así transcurren
vuestros días
mentira, mentira, mentira
cobardía y abuso
engaño y falsedad
silencio obtuso
contra tu realidad.

Despierta mujer,
enfrenta la verdad
no hace falta un burka
para perder tu dignidad
solo un vil engañador,
que destruya tu integridad
tu orgullo de querer
a quien por la vida
engañando va.
No es tu culpa su actitud
es su incapacidad
es su ineptitud.

Míralo bien
verás su miedo
su hipocresía
detén su engaño,
no te conviertas en su cómplice
en su coartada
en su pantalla ante los que le importan.
Despierta,
hay días luminosos para ti
que mereces mucho más.


domingo, 14 de febrero de 2016

Los "diferentes"



Contagiosa desazón 
de incierto futuro llena,
triste y aislada pasión,
desnuda esperanza,
sueños burlados.

Áspera certidumbre individual
ansia de contar al mundo tu verdad
de individuo extraño,
de apetencias distintas
de deseos frustrados.

Ven y cuéntame 
qué te aflige.
Deshoja tu realidad, no tengas miedo
deja el pudor a un lado
que quiero escucharte.

Prejuicios vanos y
sentencias crueles 
a vivencias ajenas
de dogmáticos fieles.
¿Quiénes son los jueces?

Los que no comprenden nada
aquellos que ni siquiera lo entienden
ofuscados en milenios de creencias fatuas
persuadidos de verdades
por otros inventadas.

Reposa en mi hombro
sé tú como eres hoy
no vaya a ser que un día futuro
tus penas de ahora
otros, con una sonrisa recordaran...

Que los tiempos son traicioneros
y las gentes también,
hoy juzgan lo que acontece
arrastrando al lodo
lo que mañana sin reparos ya vil no les parece.



martes, 2 de febrero de 2016

Tú.


Cómo empezar...eras la avanzadilla de la mujer libre, moderna, rebelde y al mismo tiempo práctica hasta cotas increíbles. ¿Empezamos por cuándo le dijiste al padre Víctor aquéllo de que -Lo que dios ha unido dios lo desuna-?, como contestación a tu sugerencia de separación de un hombre al que ya no aguantabas, que se te había quedado desfasado con los años de evolución que tú experimentaste por tu curiosidad e inquietudes, por reclamo de una dignidad que la iglesia católica de entonces ni la de ahora respeta ni comprende bajo su cerrazón  dogmática.
 
O cuando cogiendo en brazos al primito con hidrocefalia para llevarlo al cine con todos los primos,, dijiste a la tía Neli que no hacía falta que le tapara la cabeza con aquella mantita, que lo importante era el niño, no lo que pensaran o hicieran los demás... Todavía lo recuerdo y era allá a finales de los años 50. ¡Qué grandeza la tuya! ¿De dónde sacabas tanta valentía, tanto sentido común en un ambiente donde primaba lo superfluo?.
 
No te gustaban las revistas de cotilleo, por aquél tiempo toda "Señora" que se preciaba de serlo tenía un Hola en su casa los domingos, tú ni lo mirabas, eras genial.¿Sabes que todavía sigue vigente el Hola y su parafernalia? Jajajajajajaj, lo que te podrás reír  allá donde estés.
 
Qué risa cuando en la sesión matiné del cine, donde nos llevabas a nosotros y a todos los primos cada domingo, (Yo creo que para no tener que soportar las tediosas tardes de señoras hablando de princesas que no conocían y de cortinas que sí cosían), tú disfrutabas mas que nosotros, me acuerdo que dabas patadas cuando iban llegando "Los buenos de la película", creo que algunos de los primos pensarían que estabas loca, pero yo iba grabando todo aquello en mi carácter iba forjando la persona que hoy soy. ¡Y te agradezco tanto tus ejemplos! La madre que todos quisieran tener, pero eras Mi Madre.
 
Después con mis hijos, tus nietos, lo mismo, alegría y risas,  optimismo, ninguna de tus duras experiencias parecían transmitirse estando rodeada de jóvenes, disfrutabas y te unías a su vitalidad, contando chistes, alegrando todo a tu alrededor.  Qué lástima  que no te encontrara el hombre  que te merecías , hubiera sido lo máximo ,  pero elegiste seguir sola, te gustaba tu soledad,  es que eras tan completa que no necesitabas a nadie para ser tú.