miércoles, 2 de diciembre de 2015

El gozo de la tierra.





La alegría de recoger lo sembrado
es trascendencia que legada al afortunado
se convierte en goce compartido,
en satisfacción por lo creado.

Así has convertido tus días 
en productividad de vida
de esperanza en la cosecha
 y expectativa adquirida.

Grande tu alma 
de recursos llena
para afrontar tus horas 
de incertidumbre llenas.

Admirable templanza 
la de tu espera 
a ese goce que al final,
 siempre llega.

No desfallezcas,
que te estoy mirando,
que estoy aprendiendo,
lo que tu paciencia enseña.

A Néstor.

4 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

La paciencia enseña.
Es dificil tenerla
Soy impaciente para muchas cosas
bellisima tu entrada abrazo

Estelas de vida. dijo...

Hola Recomenzar: sí, la paciencia... difícil virtud que hay que trabajar cada día. Muchas gracias por pasarte de nuevo por aquí. Un abrazo.

Nestor Martínez Garavito dijo...

Gracias, Maru; aunque a veces no sé si es paciencia o resignación.
Sigo intententando mantenerme firme, haciendo desde la inacción. ;-)

Estelas de vida. dijo...

Es grandeza de espíritu, es ser persona de recursos, es caer y levantarse, es ser creador...