Follow by Email

viernes, 18 de febrero de 2011

Lo que observo.

Mundo frívolo


Apagó la luz, (siempre se la dejan encendida), sus nietos habían salido corriendo, iban a no sabía qué parte, siempre tenían algo que hacer, de ello se ocupaba su madre, que como a su vez también estaba continuamente atareada tenía que buscar entretenimientos para los niños. Idiomas, fútbol, piano, clases particulares para refuerzo de las asignaturas que en el carísimo colegio privado no podían inculcarles debidamente, por lo tanto, después de pasar ocho horas en el colegio con almuerzo incluido, ahora tenían que seguir. Ni un minuto sin hacer nada, ni un minuto libre sin “Tener que”… bueno, son los nuevos tiempos, pensaba, quizá es mejor así, todos ocupados, padres e hijos, ella también contribuía en recogerlos del cole y hacerles la merienda, mas bien lo hacía para que sus nietos recibieran al menos una vez al día un menú responsable donde entrara algo de vitaminas y proteínas que aportaran calidad a su crecimiento, en caso contrario su hija les daría dinero (a esas edades), con el que comprarían refrescos y chucherías que nada les aportaban a su sano desarrollo. ¡Cuánto se había preocupado ella de que fuera equilibrada la alimentación de sus hijos!, y ahora, era testigo de cómo sus nietos salían del paso con cualquier cosa.

También estaba lo del móvil…pero si tenían ocho y diez añitos, por favor, eso les distraía de sus deberes en clase, estaban pendientes de los mensajes esos, de los juegos, cuando salían al recreo en vez de correr y jugar, el grupo de sus nietos seguían en clase con el ordenador, ahí también tenían juegos y podían acceder a algunas páginas de Internet, eso sí, el colegio controlaba que no se metieran en cualquier sitio, ¿Pero y en casa?, si la chica que les cuidaba mientras sus padres iban de cena en cena estaba todo el rato hablando también por el móvil, su hija le decía que era una exagerada, ya, ya, exagerada, si la chica tenía un novio en Colombia y estaban “hermanados” o “siamesados”, no sé cómo lo llaman a eso que cuesta mas barato cuando llamas a determinada persona. Los niños están siempre sentados, no se mueven, claro que sus padres ya los han llevado al endocrino para que les ponga una dieta, porque si no es así el colegio no acepta que los niños no coman de todo, y a Pili ya la han puesto en ballet, aunque a ella no le gusta demasiado, pero para que tenga buen tipo cuando sea mayor dicen, pensar que es una de las artes que mas disciplina requieren, los verdaderos aficionados y profesionales trabajan diariamente hasta seis horas, pero mi nietecita lo hace porque a su mami le gustaría verla tiposa y delgada, y digo yo: ¿No le creará esto a la larga un complejo a la niña?, ¿No sería mejor que jugara, brincara y saltara?, eso le gusta a todos los niños y no cuesta nada.

Ya sabía yo cuando era mas joven y me veía venir todo este mundo de las necesidades inventadas como las llamo que me iba a ser difícil entender a las nuevas generaciones, pienso que tal vez la equivocada sea yo, porque a ver, si tengo suficiente y me lo puedo permitir, ¿Porqué me resulta hasta inmoral ser testigo del despilfarro?, una vez me comentó una amiga que ella lo que hacía era darle a sus hijos lo mejor para que el día de mañana ellos se lo procuraran, que si ella (como yo hacía), les hacia ver las carencias, ellos crecerían atentos a estas… me hizo pensar, cuando yo le decía a mi hija que los tenis eran para hacer deporte y no para que se llamasen nike o similar, intentaba que entendiera que es mas importante SER que tener, es cierto, mi hija lo pasaba mal, me decía que se reían de ella en el colegio, y a mi no me parecía tan importante como para ir a defender su derecho a llevar los tenis que quisiera… ¿Estuve equivocada todo el tiempo?, dejé mi trabajo para dedicarme a ellos, a mis hijos, a mi familia. Ahora veo como ellos no dejan nada y lo quieren todo.

¿Qué queda de lo auténtico?, ahora hasta muchos niños y niñas creerán cuando vean las noticias que los hombres también pueden ser madres, tremendo el mensaje mentiroso y falto de rigurosidad. Me pregunto si los niños que son el futuro no merecen el respeto debido a cualquier persona. ¿Llegarán a creer que eso es la realidad?, ¿Se creará una nueva realidad que yo ya no entiendo?, ¿Ahora también la apreciada y adorada maternidad la tendremos que compartir con los hombres?, ¿Es esto la liberación de la mujer?, solo nosotras podemos ser madres, llevar a nuestro hijo dentro durante unos meses, fuimos dotadas por la naturaleza con este don, los hombres pueden ser padres, pero no pueden llevar al hijo dentro de ellos, ni amamantarles. ¿Esa mujer/hombre también amamantará a su hijo con barba y bigote?, o por el contrario hará como las mujeres que pudiendo hacerlo no lo hacen por no estropear sus pechos… verdaderamente creo que estoy viviendo en un mundo que no es, en un sexo que no es, en una verdad que no es.



Pero siempre queda la esperanza, la fé en la juventud y en la vida...


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario