viernes, 29 de enero de 2016

Lo que no sé de ti.




La fina línea que divide 
la sinceridad de la hipocresía,
el silencio que convierte
la verdad en mentira.

Relaciones cobardes,
sentimientos profundos
que se muestran distorsionados,
modificados por el miedo.

Amistad disfrazada de frivolidades
escondiendo las verdades
para no ser herida, para huir
de profundas sensibilidades.

Si eso es unión y verdad,
elijo la soledad, 
si la verdad contada duele
si la realidad que sabes te asusta...

No seré yo quien te despierte,
sigue tu sueño imposible
encadenada a tu certidumbre
solo para ti tangible.

4 comentarios:

Vicente Corrotea dijo...

La vida es demasiado breve y hermosa para agotarla en compañías que pueden hasta confundirnos y mezclar algo de hiel en nuestros sentimientos. Tú lo dices muy bien desde tu poema.
Aprovecho de anunciarte que he comenzado un nuevo blog cuya dirección es la siguiente:
andadurasmayores.blogspot.com
Abrazos, amiga.

Marinel dijo...

Cómo no arrebujarnos en la falsedad de la negación vendo el entorno?
Así...a buen cobijo frente a la devastadora realidad, se está mejor.
Un abrazo.

Estelas de vida. dijo...

Gracias Vicente, ya pasaré por tu nuevo sitio, será un placer. Abrazos.

Estelas de vida. dijo...

Gracias Marinel, menos mal que no todas las relaciones son así, además, qué maravilloso recurso el nuestro: escribir y además encontrar a otras almas con las mismas inquietudes. Abrazos.