lunes, 6 de febrero de 2017

A esos dos LU y a cada uno de ellos.




Y tú estas y yo estoy
y juntos somos.
Tú creciendo yo menguando,
quiero ser ese testigo
todo el tiempo que me quede
alimentar momentos
aunque sean breves

Porque el recuerdo
es renovar vivencias
y ellas son
lo que nos sucede
lo que vivimos antes
y después, que de nuevo aparece
haciéndose reales y como presentes.

Vive tu vida
sintiéndola,
yo estaré expectante
viéndote experimentar
y crecer constantemente
sé siempre dueño de ti mismo
y la dignidad te acompañará siempre.


11 comentarios:

  1. También tenemos que saber que la palabra fluye más que la acción, que siempre se encuentra con tropezones y que muchas veces nos trae por la calle de la amargura. Pero rendirse, nunca. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Creo que así debe de ser vivir la vida sintiéndola.
    Que tengas una bonita semana.

    ResponderEliminar
  3. ¿Poeta? No conocía esa faceta...

    Aunque si "hilo fino" diría que, no siendo yo de poesía, no acabo de entender, o hay algo contradictorio en el poema :)

    Abrazos, amiga María.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico poema, Maru, en el que juegan versos con sentimiento, con el tiempo y las palabras. Y otra cosa: no hablamos de cosas diferentes. Lo que puede ser diferente, y así debe ser, son las miradas.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Tu corazón es garantía de nobleza, y aquellos heredarán tu estirpe de bondad. Bendita la vida, que te permite contemplarlos, y bienaventurados ellos, que pueden disfrutar de tu presencia y sabiduría (esa que se logra con los años y una vida bien llevada).
    Maru, siempre la calidad fue, es y será mejor que la cantidad. Y por ello, ese tiempo que calculas breve, será realmente enriquecedor para ellos e invaluable para ti. Pues no importa cuánto se vive, sino cuan feliz se puede ser. Y tus dos LU, son tu razón perfecta para que te sientas la persona más feliz del mundo. Mientras que ellos de ti, son los más dichosos del universo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches, Maru.



    Me gusta especialmente la prinera estrofa de tu poema -supongo que hablas de tu o tus nietos.

    Abrazos y salud y un larguísimo tiempo para daros felicidad y alegría recíprocamente.

    ResponderEliminar
  7. Un mensaje para tus nietos que es una enseñanza de vida. Muy sentido tu poema.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. Hola Maru:
    ¡Qué gran sensibilidad de mujer, madre, observadora, atenta que crece siempre aunque el fantasma del tiempo diga que tiene que ir menguando!
    Nunca se deja de crecer cuando se ven crecer las rosas y se sueltan los sueños de la jaula para que sean libres y nos lleven con ellos.
    Todo y todos, los dos y el infinito no se excluyen. El corazón tiene capacidad para dar calor a todo lo que llega hasta su centro y lo enamora.
    Gracias por dejar esas perlas de rocío sobre nuestros ojos.
    Feliz semana y un gran abrazo.
    José Manuel

    ResponderEliminar
  9. Ellos son la razón de nuestra vida,la consecuencia más admirable y hermosa.
    Bellos y sentidos tus versos,Maru.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ellos son la razón de nuestra vida,la consecuencia más admirable y hermosa.
    Bellos y sentidos tus versos,Maru.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. me gusta lo que escribes sabes lo que quieres cuando piensas eres poeta de tus letras
    mil besoso

    ResponderEliminar